» Blog Sensem

Efectos de la Música en la Experiencia de Compra

La música, según lo propone Aristóteles, se presenta en determinados estados de ánimo. Por lo tanto, la música reproduce las pasiones y otras tantas expresiones del carácter, además, determina ciertos impulsos encaminados a decisiones espontaneas.

La música tiene la capacidad de provocar en todos nosotros respuestas emocionales. Las emociones pueden ser positivas o negativas y con distinta intensidad. Si logramos conocer los cambios que induce la música en las personas, como, las respuestas emocionales que se comparan con cualquier otro estimulo, los cuales activan en la persona sistemas de recompensa como los que se dan, en la comida o el sexo, que permite reacciones y decisiones que sin estos estímulos no se darían, en este caso la racionalidad es superada por los efectos emocionales que la música genera.

En cuanto a las marcas, los efectos de la música ayudan a favorecer el estado de ánimo del cliente y lo anima a permanecer más tiempo en el establecimiento, si esta es la adecuada, además, lo ayuda a adoptar una visión más optimista durante el proceso de compra. Encontrar la música adecuada para tu marca es tan poderoso como encontrar tu propia voz como empresa, así como desarrollas la confianza y la intimidad con otras personas a través de la comunicación clara y expresiva, la incorporación de música crea lazos emocionales.

Es totalmente claro, que la música es uno de los elementos claves para la creación de experiencias en los puntos de venta reflejando tu identidad o personalidad de marca en la mente de los usuarios, además que puede llegar a influenciar sus hábitos de compra en momentos determinados, es decir que la música como ambiente de compra ayuda en los objetivos del establecimiento gracias a las características propias de esta y a lo que proyecta, veamos:

  • Música lenta: Ayuda a la relajación y por tanto, a realizar compras de manera más serena (se incrementan las posibilidades de compra).
  • Música rápida: Ayuda a la ejecución de acciones, en este caso, a realizar compras de manera más eficiente (no aumentan las posibilidades de compra, pero sí ayuda a evitar la racionalización de la compra, por tanto, aumentar la satisfacción de compra del cliente).

Es decir, dependiendo de la naturaleza de tu establecimiento, tu público objetivo y el tipo de producto que vendas en el, será recomendable utilizar unos ritmos más pausados o al contrario, un ritmo más rápido. La música es entonces un elemento con bastante importancia en tu tienda, pues permite brindar la atmosfera adecuada para tu consumidor y que esta sea propia de la marca, impactando sin duda alguna a la experiencia de compra y a su vez, el comportamiento del cliente o usuario.

 

La música al final es una herramienta poderosísima para comunicar y transmitir los valores de las marcas. Además de favorecer el aumento de las ventas y la empatía con los consumidores. Aconsejamos la contratación de especialistas o empresas dedicadas especialmente al marketing musical o audiomarketing, ya que no se trata solamente de musicalizar espacios comerciales, sino de generar el audio branding adecuado para cada empresa, cada actividad y cada momento del día.

Comparte
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Queremos ser los sonidos de tu marca

blank
Escríbenos y recibe una prueba piloto en uno de tus puntos de venta.
¡Totalmente
gratis!